25 de octubre de 2008

El SUP entre sus iniciativas sociales crea la ONG Policía Solidaria

El Sindicato Unificado de Policía (SUP), primer sindicato policial en España, creado el 28 de febrero de 1978 y que siempre ha sido el mayoritario en el Cuerpo Nacional de Policía, en su iniciativa por avanzar socialmente y atendiendo a la demanda de sus afiliados, ha ido más allá de lo puramente sindical. Gracias a las mismas en estos últimos años el Sindicato Unificado de Policía ha creado las siguientes organizaciones sociales que aunque anexas al sindicato que las creo, disfrutan de independencia en cuanto a su funcionamiento:


1. La Asociación de Víctimas Olvidadas, creada para llamar la atención de los poderes públicos, instituciones, medios de comunicación y ciudadanos en general, sobre las víctimas de las fuerzas de seguridad del estado, y militares, sin olvidar a las demás.

2. La Escuela “Andrés Carrera”, creada en la Ciudad de Ceuta y a través de la cual jóvenes españoles y marroquíes con muy pocos recursos, han cursado la preparación para las oposiciones de acceso al Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Cuerpo de Policía Local de Ceuta. Esta iniciativa surgió del delegado sindical en esta Ciudad Autónoma, por lo que la escuela lleva su nombre, ha sido recibida con gran aceptación.

3. La ONG Policía Solidaria con la que se pretende canalizar la sensibilidad de muchos policías y su afán de ayudar a personas sin recursos, a los más desfavorecidos, impulsando iniciativas de apoyo social y de colaboración que contribuyan a mejorar la integración de estas personas, mostrando además una cara distinta de la Policía, alejada del carácter meramente represivo y evidenciando que muchos de sus miembros son personas con vocación de servicio a la sociedad y a los ciudadanos.

El Sindicato Unificado de Policía, único representativo de todas las escalas y categorías, desde policías a comisario principal, siempre ha tenido una vocación de integración plena en la sociedad a la que sirve, de huir del corporativismo endogámico por considerarlo pernicioso para la sociedad y para los policías. En coherencia con ello, los policías con más inquietudes por prestar determinados servicios y ayudas a los pobres, a los desfavorecidos, a los menores, a los ciudadanos con problemas de integración son casi todos afiliados al SUP. Eso es lo que lleva a fundar una ONG que sirviera para canalizar todas las inquietudes que encontramos entre nuestros afiliados y sus familiares. Esta idea es recibida en nuestro colectivo con una gran ilusión, motivo por el que nos ponemos manos a la obra. En el año 2003 es por fin cuando se pone en marcha la iniciativa solidaria con la creación de la Organización No Gubernamental para el Desarrollo Policía Solidaria.

Los objetivos que nos marcamos son muy ambiciosos, siempre contando con la ilusión y la profesionalidad de todos nosotros pero, como no podía ser de otra manera, con el terrible problema de la carencia de recursos económicos y materiales, si bien contamos con un potencial humano valiosísimo dispuesto a poner en funcionamiento Policía Solidaria.

La ONG Policía Solidaria tiene como fines contribuir al crecimiento y progreso social, cultural, económico e institucional de España, así como, fomentar la cooperación con otros países en vías de desarrollo en derechos humanos, libertades públicas y materias relacionadas con la seguridad pública.

Entre las primeras iniciativas que se están llevando a cabo y contando con muy pocos recursos económicos, destacamos la colaboración activa con otras ONG´s en su relación con las instituciones policiales. Citaremos como referencia la colaboración con la ONG Mensajeros de la Paz en Madrid en lo concerniente a la comunicación con el órgano policial del menor en el Cuerpo Nacional de Policía (GRUME) y el Instituto Madrileño del Menor y la Familia. En un futuro próximo se firmará un protocolo de colaboración entre la ONG Policía Solidaria y Mensajeros de la Paz donde estarán contemplados todos aquellos proyectos que se consideren beneficiosos para ambas organizaciones.

También se han dirigido ayudas a un colegio de Brasil, o se han adquirido varios cientos de zapatos de niños destinados a Tinduf, que serán distribuidos en fechas próximas. Estamos empezando un camino muy gratificante, que sin duda colmará de satisfacciones a muchos de nuestros afiliados/afiliadas y a sus familias, deseosos de ayudar al prójimo en este mundo cada vez más deshumanizado.
Publicar un comentario